Enséñame la pasta

Hace poco oí a alguien muy joven decir que la gente no estudia por un afán de conocimiento, ni porque el saber no ocupe lugar, ni porque sean necesariamente inquietos, tengan ganas de conocer muchas materias o piensen que podrían poner su granito de arena para mejorar las cosas. Cosa que yo creo que es bastante evidente. Pero de dicha reflexión se pueden derivar muchas otras, y sumamente interesantes.
En realidad, la gente estudia para “tener un futuro”.
Para “ser alguien”.
Para tener más “oportunidades”.
Todo lo cual son eufemismos elegantes para vestir la única verdad sobre lo académico que existe en la actualidad, el único motivo, o al menos el motivo por excelencia por el que la gran mayoría de gente abre un libro.
La gente estudia para ganar dinero.
Y nos hemos encargado de que eso no tenga matices, o de que tenga los menos posibles; y lo hemos vestido de cierta clase de ética amable, de responsabilidad, cuando es una actitud que sólo viene a cubrir –potencialmente– un impulso simple y llanamente individual, material (por no decir directamente industrial).
Esta es la primera acepción de la definición de estudiar:
Estudiar: Ejercitar el entendimiento para comprender o aprender una cosa.
Como veis, ninguna mención al dinero.
La segunda:
Cursar estudios en las universidades u otros centros docentes.
¿Se podría decir que aquí se menciona el dinero de forma indirecta? ¿No debería ser esta la primera acepción teniendo en cuenta lo que la gente entiende por estudiar?
La tercera:
Examinar atentamente, analizar.
Uh…, ¿una incursión sutil del diccionario en la ciencia-ficción? ¿Quién se detiene hoy en día examinar algo atentamente, o a analizarlo? Como sea, nuevamente no se menciona el dinero. De hecho, se podría decir que la actitud que describe esta acepción, en nuestro contexto social, es mucho más fácil que te sirva para perder dinero que para ganarlo. Con suerte te quedarás igual.
Si os fijáis, además de no mencionarse el dinero, tampoco se menciona la memorización, lo cual teniendo en cuenta cómo funciona la Educación aún, es como escribir la definición de sequedad sin mencionar la carencia de humedad.
Ni dinero ni memorización (hasta se podría acotar a: memorización mecánica). Y seguro que hay muchas otras palabras, algunas bastante duras, que se podrían incluir y tendrían mucho más que ver con la idea actual de estudiar que las mencionadas en el diccionario.
Lo que pasa es que el diccionario es buena persona, y te dice las cosas con buena intención.
La verdad es que yo estoy de acuerdo con el diccionario, aunque ya esté lejos de definir lo que significa para cualquier mente cuerda estudiar.
Lo que me lleva a la idea de que igual no estoy muy cuerdo.
¿Pero si la cordura la define el dinero…?
Es un poco lío, pero supongo que quiero decir que el condón es un gran invento, y tener hijos para que estudien sin que la definición real sea la del diccionario, una mala idea.

cerdo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s