Sexo con amputados

La gente que acusa, que habla de perdedores, seguramente sea la clase de perdedor más común, más masiva. No hay como ser mediocre entre mediocres, pero nunca lo reconocerán. Y aún no se ha dicho nada de verdad sobre mí, sobre ti, no les importamos: quieren algo de nosotros, pero nada de nosotros. Lo que viene en la buena lírica, en la buena poesía, no vale nada; o mejor dicho, es lo único que vale algo de verdad, pero ya está fuera, se despejó la incógnita, porque era demasiado incómoda, muy farragosa de gestionar, y si levantabas la voz al respecto se limitaban a mandarte callar, a echarte de clase. Y además ya no vale tampoco un pimiento la verdad, ni lo cercano a la verdad, ni lo profano a lo oficial. La dignidad ya es el fantasma de las navidades pasadas, hay una nueva dignidad, reluciente, y también sintética. Ahora solo dibujas algo de retórica, o te plantas algún principio bajo la piel con tinta, y eso es todo. El listón de la alegría ya está a la altura de las hormigas, y lo transportan con gracejo hacia el hormiguero, y mientras tanto nos conformamos con ver lo graciosas y organizadas que son, como si no nos estuviéramos mirando en un espejo. ¿Nos estarán mandando algún mensaje? Pero no hay iconos, no hay ruido, no hay marketing, la naturaleza es demasiado confusa y orgánica. No queremos eso; te despistas y te podrías volver humano, y entonces ¿qué mierda vas a hacer?, ¿cuestionarte algo? ¿Desde cuándo eso ha traído nada bueno? Quizá algunos lo consiguieron (ahora sin duda disfrutamos de sus inventos…), y sin duda muchos de ellos fueron considerados trastornados… ¿Y quién quiere esa clase de vida? Hay cientos de escobas para barrer la mierda bajo la alfombra; fechas venideras, caras de bebés propios, pisitos tan monos con vistas tan apropiadas que dan ganas de tirarse por la ventana. Nóminas tan pulcras. Tanto entretenimiento, nuevos medios, más medios, avances no hacia adelante, sino laterales, pero ¿a quién le importa eso? ¿Y a qué viene todo esto? … Y lo curioso es que… aún sobrevive el sexo. El sexo es desconcertantemente natural, antropológico, a menudo desordenado, húmedo, directo, algunas veces incluso –y aquí no quisiera herir sensibilidades–: ESPONTÁNEO. Esa palabra… Hacer algo por impulso, casi sin pensar, sin estudiar tres o cuatro o veinte años antes de llevarlo a cabo… y que aun así se pueda hacer bien… El sexo… Quizá no siga siendo notoriamente tabú por los motivos más populares, quizá lo sea porque es vergonzosamente Humano…; de repente todos podrían follar. No hay selección, no hay académicos ni jerarquías. Todo, en el mundo que se cree a sí mismo evolucionado, es igual que la presentación de una frutería. Las clases, la Formación, tus documentos oficiales: todo lleva a hacer una selección de manzanas, naranjas, melocotones idénticos, tratados, de aspecto pulcro, homogéneo, mientras se siguen desperdiciando toneladas y más toneladas de fruta en buen estado, incluso deliciosa, golosa y perfectamente sana y comestible. ¿Y en el sexo? Hasta los obesos follan, hasta los considerados feos, hasta los pobres y las tribus perdidas. Qué descontrol, qué verdaderamente extraño es este fenómeno. Hasta dos mendigos podrían follar. Hasta los antiestéticos amputados. Hasta tus padres follaron. Incluso –Dios bendito– los míos… ¿Qué vamos a hacer con eso? Encima además es placentero…; quiero decir, es algo en general respetado y a la vez placentero (mierda santa…). No es como el resto de actividades semejantes a echar traguitos de cianuro que dicen te aportan dignidad. ¿Cómo cuadramos esto? ¿Qué pensarán las hormigas?

natur

Anuncios

Un comentario en “Sexo con amputados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s