Conspiración

No es nada personal, pero quiero acabar contigo. Aún no sé cómo lo haré, hay mil formas de matar y otras mil de cagarla en el proceso. No creo que opte por la acepción más peliculera del acto. El primer y mayor motivo para hacerlo es que crees que tú no harías algo así. El segundo es que probablemente es cierto que tú no harías nunca algo así, pero los motivos hacen que eso no te salve. Quiero matarte para conseguir ponerme por fin a tu altura, porque yo jamás haría algo así, pero creo que no por los motivos por los que tú no lo harías. Sé que esto se está volviendo enrevesado, pero la propia Situación también lo es. La paradoja es que creo que yo soy mejor que tú, aunque la asquerosa realidad es que seguramente somos potencialmente iguales. Estoy afilando mi voluntad. Me afino a mí mismo en un cuartito existencial y saltan chispas de mi arma al contacto con su preparación. En realidad, a mi manera, soy tan simple que da miedo, es todo puro estancamiento acumulado, decisiones no tomadas que al fin estallarán en una sola. Mis argumentos no me convencen del todo, pero me enorgullece tener al menos algunos propios. Son las monedas de oro menos valoradas, es como estar en una isla apilándolas sin esperanza alguna de que alguien me rescate, y probablemente sin ni tan siquiera desearlo. No se reconocen rescates llevados a cabo por tiburones, no si no es a un nivel tramposo y económico. Puede que lo único que quiera es ser gilipollas como tú, pero serlo al menos de un modo personal. Ser otro tipo de ser humano estúpido, menos cerca de la clonación social, puede que más esperanzado, o más apólogo de la esperanza real. Tú no haces demagogia, dirás, ni eres rebuscado, pero es porque en el fondo no haces nada. Yo al menos sigo río arriba, por el otro río, me voy a por Kurtz, puede que a morir, pero al menos también a hablar de algo distinto de aquello que tú quieres, de lo que eres y de aquello a lo que te has reducido. Quizá al final del trayecto estará La Reina, o puede que Kurtz acabe siendo un homólogo tuyo y tenga que cumplir con la misión oficial matando dos pájaros de un tiro anárquico. Al final quizá sí sea un peliculero. El propósito era que no entendieras nada; la magia: la posibilidad de tu cuerpo empalado por una conspiración de la naturaleza.

tía

Anuncios

4 comentarios en “Conspiración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s