Preocupación (evolución del título inicial: El bukake que emocionó a Spielberg)

Señor, tengo una gran preocupación. Primero quiero comunicarle lo muy grande, enorme, inmensa y sofocante que es esta preocupación. Es algo grande, Señor. Enorme, como le digo. Usted, Señor, debe entenderlo, lo entenderá. Es algo que se expande por mi organismo y soy como un personaje femenino de Jane Austen viendo marcharse al hombre de sus anhelos en un coche de caballos a la frustrante distancia de 100 kilómetros de la época. Se lo digo a usted, Señor, porque me han dicho que usted vuela, o que está en todas partes a la vez, lo cual viene a ser bastante parecido. No sé cómo podría transmitirle, Señor, lo inabastable de mi gran preocupación. Recorre todo mi organismo y me llena en el peor sentido. No queda un solo centímetro de mi cuerpo que no esté a rebosar de esta gran preocupación. Estoy tan y tan… soy una persona tan preocupada en estos momentos. Soy una persona desbordada por la preocupación. Como y defeco preocupación, Señor, si me permite usar este lenguaje. Meo y eyaculo preocupación. Cuando me cortan el pelo en la peluquería los restos que barren son pura y brillante preocupación. Supuro preocupación, sudo preocupación, sueño con esta terrible preocupación que dinamita mi estado de ánimo. Y temo que en unos años no quede de mí más que un ataúd lleno de preocupación muerta.
Así que esto era lo más importante, darle a entender la magnitud de dicha oscura preocupación personal. Era lo primero.
Lo segundo, supongo, es que me dijera cómo podría librarme de esta maldita y angustiosa preocupación; que usted, Señor, se llegara hasta mí, y se preocupara por esta preocupación mía, la analizara y la erradicara, antes de que la misma eche raíces y la próxima generación siga estando plagada de crías de preocupación.

niño

Anuncios

4 comentarios en “Preocupación (evolución del título inicial: El bukake que emocionó a Spielberg)

  1. ¿Así que nuevo blog?

    Le pones ganas. Sientes pasión por la escritura, es lo que me parece, y eso es algo que siempre me gustó en especial de la gente; porque eso, cuando se se plasma, engancha.

    Interesante post,
    Un saludo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s